fbpx

¿Retiros prematuros o justo a tiempo?

Todos los deportes implican un desgaste físico que es difícil de soportar, y que incluso puede llevar a lesiones graves y frecuentes. Cuando se habla del fútbol americano, como fans vemos a las lesiones como sucesos aislados que representan una baja de rendimiento para algún equipo. Sin embargo, estos acontecimientos comúnmente enmascaran consecuencias en los cuerpos de los atletas que salen a la luz hasta que ya es demasiado tarde. Específicamente, afecciones cerebrales.

CTE NFL
via Giphy

La duración promedio de las carreras de jugadores de la NFL es de 3.3 años. Sin embargo, este número considera a TODOS los jugadores que pasan por la NFL, es decir, superestrellas, jugadores de banca, los que nunca juegan oficialmente, y los que saltan de equipo a equipo algunos meses o años hasta que nadie los contrata. Por otro lado, la carrera promedio de jugadores que han sido nominados al Pro Bowl (juego de estrellas) es de 12 años. Considerando que normalmente estos “Pro Bowlers” viven su prime (mejor momento) entre los 26 y 29 años, tendría sentido que se retiraran a esa edad. Pero claro que la gente quiere seguir viendo a sus jugadores favoritos aunque no tengan el mismo máximo rendimiento que tuvieron en sus primes. Y claro que los jugadores quieren seguir gozando de su salario de 8 dígitos. Sin embargo, son estos jugadores excepcionalmente talentosos y longevos los que tienen mayor exigencia física y riesgo de lesiones. Arriesgan su cuerpo durante más de una década a sufrir daños en tendones, huesos, músculos, y lo más importante, su cerebro.

La Definición de un Retiro Prematuro

Chris Borland es un ex linebacker muy talentoso que fue drafteado en la tercera ronda del 2014 por los San Francisco 49ers. Comenzó su carrera profesional como reemplazo, pero una lesión de Patrick Willis le dio la oportunidad que estaba esperando. Fue titular desde la semana 7 y rápidamente demostró su valor consiguiendo ser el novato defensivo del mes en noviembre, el jugador defensivo de la semana (de la NFC) y el novato “Pepsi” de la semana en dos ocasiones consecutivas.

Chris Borland
Chris Borland en un partido de NFL (via diariorepublica.com)

Sin embargo, su estrellato duraría solo 8 partidos, ya que ese diciembre tuvo una lesión de tobillo que acabó con su temporada. Y después de solo un año en la NFL, habiendo ganado uno de los tres millones de dólares que iba a ganar durante su contrato, y la oportunidad de ser el sucesor del legendario Patrick Willis, Borland decidió retirarse a los 24 años en marzo de 2015.

¿Por qué, Chris?

El mismo septiembre que Borland empezó su carrera profesional, se reveló que 76 de los 79 cerebros donados por ex jugadores de NFL fallecidos presentaron evidencias de CTE, también conocida como chronic traumatic encephalopathy. ¿Qué es? Una enfermedad neurodegenerativa provocada por la acumulación de traumas cerebrales que genera demencia, pérdida de memoria, depresión y agresividad. Estos traumas normalmente reciben el nombre de conmociones o contusiones cerebrales, dependiendo de su gravedad siendo la última la más peligrosa. El primer caso diagnosticado de esta enfermedad fue en el cerebro de “Iron Mike” Webster, integrante del equipo de los Pittsburgh Steelers que ganó 4 Super Bowls en los 70s.

Mike Webster CTE
Mike Webster uniformado (via Mike Powell/Getty Images)

Webster murió en 2002 de un ataque al corazón a los 50 años después de sufrir de demencia y depresión por mucho tiempo. Su cuerpo llegó a las manos de Bennet Omalu, un médico patólogo forense que no descansó hasta dar con la causa de los trastornos y muerte de “Iron Mike” hasta confirmarla y nombrarla CTE. Su investigación se puede resumir de la siguiente manera: jugar futbol americano mató a Mike Webster. Más adelante se descubriría que Webster sufrió daños en su cerebro equivalentes a 25,000 accidentes automovilísticos durante su carrera. Viéndolo en retrospectiva, claro que no resulta difícil de creer que todos esos golpes a la cabeza tendrían un efecto negativo a largo plazo en el resto de la vida de los jugadores. Sin embargo, este caso por fin sentó las bases científicas que sembraron preocupación en los jugadores activos y retirados, y en consecuencia, en los directivos de la NFL. Conforme pasaban los años, más jugadores morían de una manera similar y los hallazgos del Dr. Bennet Omalu incomodaban cada vez más a los involucrados.

Justin Strzelczyk fue un ex liniero ofensivo de los Steelers por solo 8 temporadas. Murió en 2004 en un accidente automovilístico durante una persecución con la policía porque estaba conduciendo en sentido contrario en una avenida. Se reportó que el joven de 36 años no tenía drogas ni alcohol en su cuerpo. Su familia aceptó donar su cerebro para que se pudiera estudiar. Justin tenía un caso avanzado de CTE.

Terry Long jugó para los Steelers durante 7 años. En 2005, con 45 años de edad, se suicidó tomando anticongelante. El Dr. Bennet Omalu también fue responsable del estudio de su cerebro. Concluyó que Long fue otra víctima de CTE que no soportó más sufrimiento.

Si no la has visto y quisieras ahondar en la historia del Dr. Bennet Omalu y su descubrimiento, te recomiendo ver la película “Concussion”, que protagoniza Will Smith y está disponible en Netflix.

Cada vez peor…

Hasta ese momento, esos y otros casos descubiertos de CTE se encontraron en jugadores retirados que habían desarrollado los síntomas durante varios años después de sus últimos partidos. Sin embargo, en 2009 todo cambiaría con la muerte de Chris Henry, un ex receptor de los Bengals que se cayó de la parte trasera de una pickup en movimiento, golpeándose la cabeza letalmente. Meses después, su cerebro fue donado para su estudio. Un reporte reveló que Henry ya tenía daños cerebrales relacionados con CTE. Este acontecimiento demostraba la existencia de la enfermedad por primera vez en un jugador activo de la NFL, quien además tenía solo 26 años.

Chris Henry CTE
Chris Henry (via CNN)

Surgieron muchas preguntas: ¿a partir de qué edad se desarrolla la enfermedad? ¿Todos los jugadores tienen el mismo destino? ¿Es posible que mi hijo que juega a nivel infantil o juvenil ya esté en peligro? Por eso cuando Borland estaba dudando en retirarse e investigó sobre el tema, tenía elementos de sobra para tomar una decisión tan importante en su vida.

“Pensé: ‘¿Qué estoy haciendo? ¿Esta es la manera en la que quiero pasar mi vida adulta, golpeando mi cabeza, especialmente con lo que he aprendido y lo que sé sobre los peligros?'”

Chris Borland en una entrevista para Outside the Lines de ESPN

Él sabía que tenía el talento para pertenecer al selecto grupo de Pro Bowlers que se retiran después de 10 años en la liga. Pero también sabía hacia dónde se dirigía su salud. A pesar de que desde hace tiempo ya se hacían estudios de los efectos del futbol americano en la salud de los jugadores, fue recientemente que se le dio la atención merecida. Decisiones como la de Borland parecen tendencia actualmente porque los jugadores ahora tienen un fuerte sustento científico que les infunde duda y preocupación sobre seguir jugando. Al mismo tiempo que el dinero ahorrado durante la vigencia de sus enormes contratos les da seguridad de retirarse “prematuramente”. En los últimos 5 años solamente, se han retirado 4 jugadores con talento digno del Salón de la Fama antes de cumplir los 31 años:

Patrick Willis

Patrick Willis

El 5 veces All-Pro se retiraría en 2015 después de 8 temporadas (una semana antes que Borland).

Calvin Johnson retiro

Calvin Johnson

“Megatron”, el receptor más difícil de defender en su momento, se retiró a los 30 años en el 2016.

Luke Kuechly retiro

Luke Kuechly

Uno de los mejores en su posición, dejó las canchas a los 28 años la temporada pasada sin razón aparente.

Andrew Luck

Andrew Luck

Era un QB de élite cuando jugaba sano, situación que se volvió cada vez más esporádica hasta que se retiró a los 30.

Es probable que la mayoría de estos no hayan sufrido de tantas conmociones o contusiones en su carrera y que las lesiones que los hayan mantenido inactivos ni siquiera hayan estado relacionadas con el cerebro. Pero eso no quiere decir que todos los golpes que recibieron a la cabeza no hayan sucedido, sin importar la posición que hayan jugado. La NFL emitió un comunicado en 2014 en el que explicaba que un grupo de actuarios concluyeron que el 28% de todos los jugadores retirados pertenecientes a ciertas generaciones del siglo pasado sufrirán de serios impedimentos cognitivos, incluido CTE. Además de que es un porcentaje elevadísimo, aquí la palabra clave vuelve a ser “todos”, ya que ese dato considera a cualquiera que pasó por la NFL sin importar su relevancia, rol o duración de carrera. Por lo que es un hecho que ese porcentaje, así como el actual, aumenta para un jugador entre más tiempo permanezca en la liga. Si ya de por sí, pisar un campo profesional sabiendo ese número es escalofriante, es concebible que baste una lesión para terminar de convencer incluso a superestrellas de que es momento de retirarse. Por si fuera poco, dadas las circunstancias post-mortem requeridas para el estudio de CTE, el jugador vivirá en la incertidumbre sobre el estado de su mente.

¿Qué respuesta ha dado la NFL?

Pasaron varios años desde el caso de Mike Webster hasta que la NFL fuera abrumada por la evidencia incontrovertible de que jugadores estaban muriendo por CTE y decidiera buscar soluciones al escándalo en lugar de esconderlo. Hoy en día, la liga ha reconocido el problema y ha tomado ciertas acciones (mas no suficientes en mi opinión) para disminuir el riesgo de padecer CTE. Entre ellas están alrededor de 50 cambios a las reglas desde 2002 incluidas las siguientes:

  • Se dará protección a los receptores corriendo rutas que sean considerados “jugadores indefensos” por no tener la posibilidad de anticipar golpes.
  • Los jugadores que cometan golpes flagrantes todavía podrán ser expulsados inmediatamente, pero ahora podrán ser suspendidos también por más juegos sin importar si es la primera acción de ese tipo por parte del jugador.
  • Protocolos de conmoción para evaluar a los jugadores después de golpes a la cabeza y determinar si pueden seguir jugando.
  • Se prohíbe el “leaping” o intento de bloqueo en goles de campo y puntos extra que consistía en anticipar el conteo y saltar por encima del centro (long snapper).
Leaper
Leaping

No cabe duda que en la actualidad, existen los recursos necesarios para investigar posibles soluciones más efectivas, ya que al momento es el retiro “prematuro”. La NFL abrió su propio canal de inversión dedicado a la investigación de esta enfermedad. Sin embargo, muchos, incluido yo, creen que solo lo ha hecho para probar que están tomando medidas y que el deporte continúe sin obstáculos. Probablemente la NFL se lo tome más enserio cuando afecte sus estados financieros porque ya no reciban tantos prospectos sobresalientes o porque no puedan exprimir financieramente a todos los que se retiren “prematuramente”.

Esperemos que el futuro próximo traiga mejores respuestas para la salud de los que hacen este deporte tan increíble. Pero mientras, lo mejor que pueden hacer los jugadores activos es escuchar los consejos de los que ya vivieron lo que ellos están viviendo:

“Escuché que un par de compañeros con los que jugué ya no están entre nosotros. Así que empiecen a cuidar de su mente, de su cuerpo, y de su dinero. Y cuando estén listos para retirarse, retírense y podrán hacer lo que quieran hacer.”

Entonces, ¿los jugadores de futbol americano se están retirando prematuramente o en realidad se están tardando?🤔

Published
10 months ago
Categories
Futbol Americano
Tags
,
Comments
68 Comments
Written by Jose Luis Almanza
"Pain doesn’t tell you when you ought to stop. Pain is the little voice in your head that tries to hold you back because it knows if you continue you will change." -Kobe Bryant

68 comments on “¿Retiros prematuros o justo a tiempo?

  1. Pingback: mơ thấy ba ba
  2. Pingback: w88club
  3. Pingback: Gazzy Colon
  4. Pingback: Immediate Edge
  5. Pingback: Bitcoin Evolution
  6. Pingback: bitcoin era review
  7. Pingback: check over here
  8. Pingback: 먹튀폴리스
  9. Pingback: pinewswire
  10. Pingback: UNIQCC
  11. Pingback: keo chap bong da
  12. Pingback: thenaturalpenguin
  13. Pingback: eatverts.com
  14. Pingback: mo thay heo
  15. Pingback: 19올넷

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap